viernes, 3 de octubre de 2008

Killing me softly (Mátame suavemente)




Les transcribimos un Mail Abierto del Boga Boga Club:

En general, los gobiernos municipales, provinciales y nacionales, no apoyan a la cultura, aunque digan lo contrario. Eso lo sabemos.
Lo que no sabíamos era que no sólo les basta con no apoyar, sino que a veces la idea es "ayudar" a que siempre todo sea un poquito más difícil.
Hay diversas maneras de desalentar.
La primera es la burocrática. Para llevar adelante un centro cultural, club de cultura, o como se le quiera llamar, uno tiene que hacer un curso acelerado de abogacía, contaduría, higiene y seguridad y, lo más importante, trabajar fuertemente en el desarrollo de una paciencia más que resistente. Recomendamos el yoga.
El trámite de habilitación no termina cuando presentás todos los requerimientos. No! Cuando cumpliste con todo lo necesario, aparece algo. Cuando resolvés ese "algo" (con el costo económico que seguramente significa) y el trámite está completo, siempre aparece "algo" más. Habilitación provisoria para ver qué pasa, por las dudas, no vaya a ser cosa que los vecinos, etc…. la de siempre, la de Pilatos.
Llegado a este punto queremos aclarar que no existe ordenanza que prohíba el tipo de actividades que se desarrollan en el Boga, sino todo lo contrario. Existe desde el día 9 de agosto del año 2.006 una ordenanza sancionada en el Concejo Municipal de Venado Tuerto que detalla las normas a cumplir para el funcionamiento de las llamadas Salas de Teatro Independiente y/o Clubes de Cultura.
En definitiva, desde que abrimos el espacio, no sólo perdimos tiempo y paciencia, también perdimos dinero.
La clausura del lugar (única en su tipo) y un par de actas de infracción dudosas (como por ejemplo una multa realizada por exceso de decibeles, sin contar en ese momento con la maquinita que precisamente mide los decibeles) nos dejó una cuentita a pagar de $500 en el superpoblado (de infractores) Juzgado de Faltas. Y esto recién comienza. Según la ordenanza nº 2985/02 y 2730/00 existe un gravamen por la organización de espectáculos que asciende a $78 más el 4 % de las entradas, por cada espectáculo que se realice. Esta ordenanza no hace ningún tipo de distinciones. Así es que en el Boga ya hemos realizado más de veinte fechas (la mayoría con bandas locales), pagando religiosamente todos los lunes $100 a la Muni de Venado Tuerto. Y para ponerle la cereza al postre, en los últimos días nos metieron dos multas que suman $400. Quizás es hora de avisarles a los muchachos de Secretaría de Gobierno que los que fundieron la municipalidad no fuimos nosotros, ni los cientos de involuntarios contribuyentes que todas las semanas pasan por el Juzgado. Y queremos aclarar: no pretendemos no pagar nada por tener el espacio en funcionamiento, pretendemos pagar una suma que nos permita seguir existiendo. Es bueno poder decirles a los vecinos que con la mitad de todo lo que ya hemos pagado a la municipalidad, por ejemplo, podríamos haber acustizado por completo el Boga Boga.
Ya, para terminar, queremos decir que hace mucho tiempo invertimos en cultura (tiempo, creatividad, organización, voluntad y dinero) y queremos seguir haciéndolo. Y también queremos decir que si la decisión de la Municipalidad de Venado Tuerto (empezando por el Director de Cultura Andrés Pieli, siguiendo con el Secretario de Gobierno Sergio Druetta, y terminando en el Intendente José Freyre) es que este tipo de espacios no existan en la ciudad, que lo hagan de una y sin anestesia, y que no sigan queriéndonos "matar" despacito.

1 comentario:

Boga Boga Club dijo...

Gracias!
Boga Boga Club
http://bogabogaclub.blogspot.com/